Content being validated
Macaco de Berbería (macaca sylvanus)
2
0
El macaco de Berbería (Macaca sylvanus) es nativo de los bosques de Marruecos y Argelia. Su modo de vida está estrechamente ligado al de los cedros del Atlas (Cedrus atlantica), unos magníficos árboles que crecen principalmente en alturas de 1600-1700 m sobre el nivel del mar, por lo que cedros y macacos se pueden observar en el Medio y Alto Atlas, así como en el Riff. La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) advirtió de la delicada situación de esta especie a principios de los años ochenta. Sin embargo, no fue hasta 2004 cuando se reconoció oficialmente que se encuentra en peligro de extinción. Los últimos censos cifran entre 8.000 y 10.000 individuos los integrantes de las diferentes poblaciones. Uno de los mejores lugares donde observar libres a los macacos es el Parque Nacional de Ifrane, en Marruecos. Para conocerlo, contactamos con la primatóloga canadiense Liz Campbell, quien trabaja sobre el terreno para la Moroccan Primate Conservation Foundation (MPC). Desde 2003, la MPC trabaja por la conservación de la especie en Marruecos, colaborando con el gobierno marroquí. Los macacos tienen una dieta variada a base de bellotas, moras, bayas de rosal silvestre y de espino, o setas. También pasan gran parte del día escudriñando entre la tierra que remueven los jabalíes (Sus scrofa), y levantando piedras en busca de artrópodos e insectos. Y ocasionalmente toman huevos, e incluso pequeñas aves. Sin embargo, durante los meses de invierno la nieve cubre el Parque, entonces la corteza y hojas del cedro acaban siendo el único alimento accesible para los macacos. El mayor problema de los macacos de Ifrane es el tráfico ilegal de esta especie. Bebés que acaban en casas particulares del país, vendidos ilegalmente para realizar fotografías con ellos en zonas turísticas de Marruecos, o incluso llegando a ser transportados hasta Europa para venderlos como mascotas.
Read More
Translate
Related content

Media currently exploring